¿Qué las aptitudes debe tener un profesor de piano?

¿Has asistido a una clase de piano pero el profesor no te ha gustado? ¿Ha terminado tu clase de piano y no te ha gustado cómo ha ido? No te preocupes. En este post, vamos a hablar de cuáles deberían ser las cualidades ideales que todo profesor de piano debería desarrollar. ¡Presta atención! Aquí, te las presentamos.

Aptitudes de un profesor de piano: ¿en qué consisten?

Si eres profesor de piano, seguramente te has preguntado qué aptitudes debes desarrollar y qué competencias debes fortalecer para que tus clases sean agradables para ti y para tus alumnos.

Por el contrario, si estás pensando en aprender a tocar el piano, seguro que te has preguntado sobre cuáles deben ser las aptitudes que tu profesor de piano debería tener.

Vamos a enumerar las cualidades principales que todo profesor de piano debería tener.

Buena comunicación interpersonal

La comunicación es esencial en toda relación humana y, más aún, si se trata de crear ámbitos de enseñanza favorables para el alcance de un aprendizaje exitoso.

Por este motivo, es fundamental que el profesor pueda crear con éxito un vínculo comunicativo con el alumno para que el aprendizaje sea más fluido y que puedan alcanzarse los objetivos con mayor eficiencia.

Escucha activa

Esta cualidad se relaciona con la anterior. Es importante que el docente se encuentre lo suficientemente capacitado para escuchar las dudas de sus alumnos y poder, así, aclararlas y solucionarlas.

La escucha activa, además, implica la observación del lenguaje verbal y no verbal del alumno, junto con la generación de empatía con el estudiante. Este último elemento implica posicionarse desde la perspectiva del alumno, para poder agilizar la comunicación y solucionar los problemas que pudiesen presentarse.

Alto nivel de conocimientos teóricos y prácticos

Todo profesor de piano debe ser tener un amplio bagaje de conocimientos, tanto teóricos como prácticos sobre todas las temáticas inherentes a la enseñanza del piano.

Para ello, es importante que cuente con las fuentes bibliográficas de formación y de consulta. Asimismo, es aconsejable que realice formaciones constantes.

Óptimo manejo de las técnicas pedagógicas

La pedagogía es importante porque, aunque un profesor de piano posea todos los conocimientos necesarios acerca del piano, si no tiene las herramientas para poder transmitir ese conocimiento, el aprendizaje se verá frustrado.

Pasión por su trabajo

Por último, para que todas las competencias enumeradas previamente se lleven a cabo, es fundamental que el profesor de piano realice cada una de sus tareas con un alto nivel de profesionalidad, pero, por encima de todo, que sienta y ponga en práctica la pasión por el piano y por su enseñanza en cada una de las clases que imparta.

Así que ya sabes cuáles deberían ser las competencias que un buen profesor de piano debería desarrollar. Si este artículo ha sido de tu interés, te invitamos a que sigas leyendo los siguientes artículos de Master Piano:

Clases de piano a niños: ¿cómo hacerlas?

Libros para aprender piano

 

Tips para tocar el piano

Tocar el piano no es cosa fácil. El piano está considerado unos de los instrumentos musicales más difíciles de manejar. Ejercer un pleno dominio sobre el arte de tocar el piano es muy difícil y conlleva años de práctica y estudio. Aún así, aprender a tocar el piano no es una tarea imposible. Te damos unos cuantos trucos muy útiles para llevar a cabo esta práctica tan fascinante.

Recomendaciones para tocar el piano

Aunque puede parecer nimio, sentarse correctamente es de suma importancia para tocar el piano. En un tiempo aprenderás a usar los pedales y deberás sentarte de modo que estés cómodo, y puedas alcanzarlos con facilidad. Tu espalda debe estar recta y tus rodillas formarán un ángulo de 90º. El lugar correcto para sentarse es junto en el centro. Tus manos deberán alcanzar todas las teclas con facilidad y soltura. Debes evitar que la espalda esté tensa, evitando que puedan aparecer contracturas o tirones.

Antes de empezar a tocar el piano puedes hacer unos ejercicios con las manos. Existen muchos estiramientos para que tus dedos no se sobrecarguen y puedan aparecer lesiones. Con el tiempo los dedos se van acostumbrando a estirarse y a repetir los movimientos que requiere tocar el piano. Aún así, nunca está de más seguir ejercitándolos, antes y después de cada sesión. Tal y como se hace con la mayoría de los deportes. Tocar el piano no deja de ser un duro ejercicio para tus manos.

Planea tu práctica antes de tocar el piano

Tocar el piano requiere que constancia y rigurosidad. Te recomendamos que planees tus prácticas previamente. También que lleves una agenda donde puedas anotar los ejercicios que has llevado a cabo. Incluso puedes anotar autoevaluaciones sobre tus logros. Te será muy útil para poder tener un registro de tus progresos y obtener una visión sobre tu evolución.

Si no sabes leer una partitura, te recomendamos que empieces lecciones de solfeo cuánto antes. Para tocar bien el piano, es necesario aprender a leer la música y las partituras. Mientras te encuentras en este proceso puedes empezar practicando los acordes. Empieza por los más simples y después ve ampliando. También puedes ensayar las escalas musicales. Si tienes interés en un tipo de música concreto, busca las escalas propias de dicho estilo ¡y ejercítate! Otra manera muy entretenida y didáctica es aprender a tocar en el piano tus canciones favoritas. Puedes encontrar un montón de partituras en Internet o en tiendas de música. ¡Diviértete aprendiendo!

Agudiza el oído en tu práctica

Para tocar el piano es imprescindible tener buen oído y poder construir las notas en tu mente antes de ejercitarte en tu práctica. Una buena manera de desarrollar tus capacidades auditivas es a través de la escucha de temas o escalas musicales. Puedes escuchar los temas con la partitura enfrente para mejorar tu escucha y poder relacionarla con las notas en el pentagrama. Empieza a tocar el piano siguiendo estos consejos. Y si ya has empezado, tenlos en cuenta. ¡Qué suene la música!