Aprender piano: ¿cuáles son sus beneficios?

Si estás pensando en comenzar a aprender piano o si ya lo estás haciendo, es importante que conozcas los beneficios que conlleva la práctica de este maravilloso instrumento. A medida de que vayas adentrándote en el mundo musical, irás notando que tu creatividad aumentará y que tu rendimiento académico mejorará.

Aprender piano: ventajas asociadas

Para empezar, vamos a describir todos los aspectos positivos que se encuentran íntimamente relacionados con el aprendizaje de este instrumento. Presta atención. ¡Aquí, van!

Incrementa la creatividad y el nivel intelectual

Todas las personas que estudian piano han notado que su creatividad ha aumentado. Ello se debe a que, por medio de la práctica de la música, se generan nuevas conexiones cerebrales o sinapsis neuronales. Estas últimas son las encargadas de fomentar tanto el aumento del nivel intelectual como de incrementar la función cerebral que se encuentra íntimamente relacionado con la acción de crear.

Es importante mencionar que la creatividad puede llevarse a cabo dentro de cualquier contexto. De este modo, si trabajas en una oficina realizando tareas administrativas, pero estás aprendiendo a tocar el piano, podrás poner en práctica tu capacidad creadora incluso en tus tareas cotidianas.

Mejora la empatía y la sociabilidad

Está comprobado que practicar piano genera la posibilidad de empatizar con el otro de manera más efectiva. Asimismo, provoca un aumento en la capacidad de socializar y de generar vínculos emocionales con otras personas.

Esta situación está comprobada, ya que usualmente muchos profesionales del área de la Psicología y de la Psicopedagogía recomiendan la práctica de piano a personas introvertidas y/o tímidas.

Reduce el estrés

Focalizar la atención sobre una nueva actividad siempre posibilita la reducción del estrés. El piano se encuentra asociado con la generación de armonía, pero sin dejar de lado el esfuerzo mental que requiere su práctica.

Mejora la memoria

A través de la realización de varios estudios de carácter científico se ha comprobado que aprender piano provoca una serie de cambios en la estructura cerebral. De este modo, lleva a cabo una mejora de los aspectos neurológicos relacionados con la memoria.

Ayuda a coordinar el cuerpo y la mente

Al principio es complicado coordinar los pasos a seguir en el piano, desde una perspectiva mental y corporal. Para lograrlo, se requiere de mucho entrenamiento y, sobre todas las cosas, constancia y perseverancia.

Colabora con el desarrollo de la perseverancia individual

Como se ha dicho anteriormente, la práctica de piano necesita de un aprendizaje constante basado en la prueba y en el error. Para ello, es imprescindible que la persona persevere en los ejercicios y en la adquisición de la teoría necesaria para su realización.

En el caso de que este artículo haya sido de tu interés, te invitamos a que sigas leyendo otros artículos que Master Piano tiene para ti:

¿Se puede aprender a tocar el piano solo?

Cómo aprender a leer música para piano

Libros para aprender piano

Teclado virtual: tipos y ventajas

El piano es un instrumento muy complejo que requiere de tiempo, técnica y práctica. Llegar a dominar el arte de tocar el piano es un gran desafío para muchos. No es que queramos desanimarte con estas palabras, ni mucho menos. De echo, tocar el piano es un ejercicio muy beneficioso para la salud y la mejora de las capacidades intelectuales. Puedes probar con un teclado virtual para empezar.

¿Teclado virtual o piano?

Si ya te has decidido a aprender a tocar el piano, una de las primeras dudas que te acechará es: ¿qué piano me compro? Un piano de cola es un instrumento bastante caro. Además requiere de un espacio físico importante. Un teclado eléctrico tiene la ventaja de ocupar menos espacio en tu casa. De todos modos, los precios de los teclados eléctricos tampoco son tan económicos. Quizás es mejor aventurarse a comprar uno cuando tengas claro que te gusta y que estás decidido a continuar.

¿Qué nos queda entonces? ¡Los teclados virtuales! Claro que sí. Es una de las mejores maneras de empezar tus prácticas con tan preciado instrumento. Existen aplicaciones para ordenadores y consolas, e incluso para teléfonos móviles. Puede ser que el teléfono no sea la mejor opción para empezar porque la dimensión del aparato entorpece un poco la soltura para tocar las teclas. Prueba desde tu ordenador o consola.

Escoge tu teclado virtual

Y aquí llega la otra duda: ¿Qué teclado virtual debo escoger? La realidad es que en el mercado existen varios candidatos que pueden considerarse razonables. Algunos ejemplos son musictheory.net, o tupiano.es o pianu.com. Es necesario tener en cuenta que algunas de las aplicaciones para piano son un poco limitadas. Cuando no permiten la ejecución de dos sonidos simultáneos o varios sonidos a la vez es mejor descartarlos.

Asimismo cuando el número de teclas es demasiado pequeño (menos de cincuenta o sesenta) debe evitarse el uso de la aplicación, ya que puede dificultar el proceso de aprendizaje. Además de limitarlo en exceso. Hay un par de teclados virtuales que pueden usarse desde cualquier navegador que reúnen una serie de características que los posicionan como los más completos. La plataforma de onlinepianist.com y virtualpiano.net presentan una calidad y eficiencia mejores y notables. Creemos que este 2017 estas son de las mejores aplicaciones que podrás encontrar. De otro lado, también queremos dejar claro que los programas se renuevan constantemente y hay que mantenerse actualizado, año a año, sobre las novedades del mercado en materia de teclados virtuales.

¡Empieza ya!

Una vez tengas tu teclado virtual instalado ya puedes comenzar tus lecciones de piano. Tocar el piano es una arte que requiere paciencia. Pero, en esta vida, todo lo cuesta acaba teniendo una recompensa mucho más satisfactoria que lo que no cuesta. Empieza a tocar el piano tan pronto como puedas y sorprende a tu familia y a tus amigos con tus nuevas habilidades. Cuando hayas comprobado que tocar el piano te gusta puedes dar el paso y pasar al teclado eléctrico o, incluso, comprar tu propio piano de verdad.