,

El piano y la salud: ¿cuál es su relación?

El piano es un instrumento que nos transporta a lugares maravillosos por medio de delicadas melodías y que puede lograr transmitirnos la armonía que necesitamos en nuestros cuerpos y mentes. Un pianista o alguien que simplemente quiera aprender a tocar piano por placer o entretenimiento descubrirá que este hermoso instrumento, además de transportarnos y transmitirnos mucha energía positiva, también será de gran ayuda para nuestra salud. Por eso, en este artículo os contaremos  la conexión que existe entre el piano y la salud.

El piano y la salud: beneficios

El piano, además de ser un instrumento sublime, puede servirnos para lograr encontrar un equilibrio en nuestras vidas. Muchas personas comienzan a tocar el piano para encontrar tranquilidad y aumentar su concentración, pero el piano y la salud están íntimamente relacionados. Aquí enumeramos los beneficios principales:

Funciones cerebrales

Está comprobado que tocar el piano establece mejoras en las conexiones neuronales. Como todos sabemos, las neuronas son las encargadas de transmitir y procesar información en el cerebro. Cuando la música se reproduce, esto genera disparos neuronales que permiten una mayor función cerebral. También, tocar el piano influye en el desarrollo de cerebral de un niño, si este comienza a tocar desde muy pequeño.  Y además, es posible que tocar el piano pueda llegar a beneficiar la memoria, elevando la capacidad de retención y velocidad de acceso a los recuerdos.

Coordinación

Tocar el piano influye de gran manera en la coordinación de los movimientos entre la mano y el ojo. Al tocar el piano, es posible que debas leer una partitura mientras tocas. Esto hace que con el tiempo se logre llegar a tener una coordinación infalible entre los ojos y las manos, algo que no es muy fácil de adquirir. Ello servirá para mejorar en gran medida el tiempo que cada uno tiene en reaccionar y se notará un aumento en la productividad de esa persona.

Hormona del crecimiento

Otra de las virtudes de tocar el piano es que el uso de este instrumento tiene gran influencia en la producción de la hormona de crecimiento humano. Usualmente, esto sucede en adultos y justamente esta hormona es esencial para las personas mayores. Está hormona reduce dolores causados por la edad. También puede ayudar a disminuir el crecimiento de la osteoporosis, ayudar a aumentar el nivel de energía del cuerpo y puede acrecentar la masa muscular.

Estrés

A su vez, es una realidad que tocar piano puede reducir el estrés en una persona. Al enfocar su cuerpo y mente en el estudio de este instrumento, las personas pueden luchar contra el estrés, manteniendo el foco en el instrumento y la armonía que este transmite. También, múltiples referentes de la medicina dicen que tocar piano puede ser una terapia racional para reducir el estrés y a veces aconsejan la práctica del instrumento para contrarrestar ese estado.

Audición

Tocar piano es bueno para los oídos.  Este instrumento fomenta la creación de una conciencia auditiva, permitiendo al oído reconocer sonidos y sus diferentes variaciones, seguir ritmos y acordes o identificar melodías.  Esto implica una notoria mejoría en la salud de quien practica piano.

Creatividad

La práctica de este instrumento influye muchísimo en la fomentación de la creatividad de un individuo. Se ha comprobado que los que tocan piano generan la capacidad de utilizar una técnica creativa llamada “pensamiento divergente”, la cual permite el uso de ambos lados del cerebro. Cuando se toca se usan ambos lados del cerebro tanto sea para hacer que las manos se muevan o para ir leyendo la música. Se dice que uso constante de esta técnica potencia la creatividad y la capacidad de resolver problemas.

Si este artículo ha sido de tu agrado, puedes seguir leyendo todo el contenido que Master Piano tiene pensado para ti.

Aprender piano: ¿cuáles son sus beneficios?

Seis beneficios de tocar el piano

Grandes pianistas: Mitsuko Uchida

Una vez que lo conocemos, el vasto mundo del piano nos lleva, mediante a melodías profundas y una delicadeza extrema, a querer formar parte de él y adentrarnos en todos sus espacios repletos de teclas y partituras. En este mundo, encontraremos grandes exponentes de la música, los cuales llenan nuestros hogares de piezas únicas y nos regalan canciones entrañables repletas de sentimiento y conocimiento. En este artículo, vamos a hablar de uno de estos exponentes, la pianista y compositora Mitsuko Uchida.

Mitsuko Uchida: aspectos biográficos

Mitsuko Uchida es oriunda de Tokio, Japón, y nació en el año 1948. Comenzó a tocar el piano a los 3 años. Luego, a los 12 años, se trasladó a Austria con su familia y allí comenzó con sus estudios musicales intensivos, matriculándose en la Universidad de música y arte dramático de Viena.

Con tan solo 14 años, dio su primer recital en solitario y, desde ese momento, su carrera comenzó a florecer ganando varios premios, entre ellos el concurso de Piano Beethoven.

Más tarde, se instaló en Londres, donde vive actualmente. En el año 2009, unos años después de convertirse en ciudadana inglesa, fue nombrada “Dama Comendadora del Imperio Británico”. Todo esto gracias a sus habilidades musicales. Además, como nota de color, ella ha sido la única artista en llegar a ser directora del Festival y Escuela de música de Marlboro, el popular y reconocido retiro para artistas que se realiza durante siete semanas en Estados Unidos con el fin de instruir y formar músicos clásicos. Este cargo le fue otorgado en el año 2013 y sigue en él hasta la actualidad.

Mitsuko hizo y hace muchas cosas, usando la música y el piano como estandartes y bases fundamentales de su vida. Fue directora musical y artística, dirigió varias orquestas, ganó muchos premios y fue elegida para varias residencias; colaboró con grandes artistas y ganó un Premio Grammy con su grabación de los conciertos para piano de Mozart, interpretando de manera excelsa su parte solista. Mitsuko tiene en sus manos una carrera repleta de logros y es una de las mejores pianistas de los últimos tiempos.

Mitsuko Uchida: su música

Con una carrera de más de 40 años, Mitsuko posee una perfección limpia y pura en sus dedos cada vez que toca un piano y recrea de manera única cada mundo sonoro en el que le toca adentrarse. Ha realizado e interpretado con destreza y sentimiento aclamadas piezas de Mozart, Beethoven, Schubert y Chopin. 

En su gran discografía, podemos destacar sus inmensas interpretaciones de Mozart, entre otras piezas de gran nivel. En la actualidad, su música sigue vigente. Su último proyecto consta de una exploración de dos años de las sonatas de piano de Schubert. Esta serie tendrá seis sonatas y serán presentadas en Viena y Londres en el año 2018 y seguramente también en el año 2019, con más recitales a confirmar.

Sin duda, os recomendamos escuchar las interpretaciones de una pianista única cuyo arte aún sigue y seguirá en vigente

Si este artículo ha sido de tu agrado, puedes seguir leyendo todo el contenido sobre piano y sobre otros pianistas reconocidos que Master Piano tiene pensado para ti.

Elton John: una selección de sus mejores canciones

Grandes pianistas: Billy Joel