El clavicordio

El clavicordio es un instrumento musical anterior al piano tal cual lo conocemos hoy en día. Se trata de un instrumento con teclas y de cuerda percutida. Su forma es muy similar a la del piano de cola pequeño. Tiene un sonido mucho más tenue que el piano o sus otros hermanos.

Historia del clavicordio

El clavicordio es el instrumento de teclado más antiguo. Fue inventado a finales del siglo XIII o principios del XIV. Una de las primeras referencias que se hacen a este instrumento tiene lugar en Inglaterra, durante el reinado de Enrique VII.

El clavicordio se convirtió en un instrumento muy popular durante los siglos XVI y XVIII, especialmente en varios países de Europa como Alemania o España.

En sus orígenes este instrumento llego a medir hasta dos metros y fue muy común durante el Renacimiento, el Barroco y el Clasicismo.

¿Cómo funciona el clavicordio?

Este instrumento está compuesto por un gran número de cuerdas de acero que se extienden sobre un marco. Este marco suele ser habitualmente de madera, pero también de acero.

El sonido se produce al golpear la cuerda con alguna de las teclas. La disposición de estas es similar a la del piano. No obstante, la forma en la que se produce el sonido es diferente, pues en el clavicordio cada cuerda es individual, mientras que en el piano las cuerdas están agrupadas en conjuntos de dos o tres.

El clavicordio tiene lo que se llama “respuesta de tacto”. Esto quiere decir que según la fuerza se puede variar la intensidad.

Es posible que este instrumento sea uno de los más sencillos de todos los instrumentos de teclado. Las teclas del clavicordio son palancas que percuten en la cuerda con una pequeña púa de metal, denominada tangente, que está colocada en el extremo contrario de la tecla.

Lo que mide la cuerda desde el puente hasta la  púa de metal determina la afinación del sonido. Cuando se presiona una tecla la tangente sube y golpea una cuerda, haciendo que se pare. Cuando se suelta la tecla, la tangente vuelve a colocarse en su lugar original y toda la longitud de la cuerda se amortigua gracias un fieltro, liberando el sonido.

Las cuerdas vibran desde el puente, así que se pueden asignar varias teclas a la misma cuerda. A este tipo de sistema se le llama “clavicordio trasteado”. Esta es una técnica que limita al instrumento pero que simplifica, al mismo tiempo, la construcción.

En el Renacimiento solían asignar dos notas a la misma tecla, pero habitualmente eran dos notas que no se solían escuchar juntas.

Con este instrumento se pueden tocar composiciones escritas para pianos, claves u órganos, aunque la poca intensidad de su sonido hace del clavicordio un instrumento que no suele utilizarse para conjuntos de cámara.

Si quieres saber más sobre la historia del piano y todas sus variantes puedes seguir leyendo sobre ello en nuestro blog. Este artículo sobre Pianos, órganos y teclados puede interesarte.

Si quieres aprender a tocar el piano puedes obtener toda la información sobre el método de aprendizaje de Masterpiano en nuestra web.

Pianos, órganos y teclados

Muchas veces llamamos piano, órgano o teclado a cualquier instrumento con teclas indistintamente pero, aunque podemos denominar pianos a todos para generalizar, no todos se denominan igual.

En este artículo hablaremos de la diferencia entre pianos, órganos y teclados, haciendo hincapié en las características que hacen que cada instrumento tenga un sonido y técnica diferentes en muchas ocasiones.

Pianos, órganos y teclados: diferencias y similitudes

Los pianos

La palabra piano es un acortamiento del término pianoforte, una palabra de origen italiano que da nombre a este instrumento. El nombre le fue asignado por el primer constructor de pianos Bartolomeo Cristofori.

El piano es un instrumento musical armónico con un sistema de cuerdas percutidas. Está compuesto por una caja de resonancia unida a un teclado (conjunto de teclas) mediante el cual se aprietan las cuerdas de acero que producen el sonido final.

Entre los diferentes tipos de pianos encontramos el piano de cola y el piano vertical o de pared. En este artículo puedes profundizar en los diferentes tipos.

Los pianos se han utilizado para interpretar música de cámara, con un solo músico solista, o para acompañar a otros instrumentos.

El piano moderno tiene tres pedales en la parte inferior: unicordio, tonal y de resonancia.

Pianos, órganos y teclados: los órganos

El órgano también es un instrumento musical armónico compuesto por un teclado. A diferencia del piano, que es un instrumento de cuerdas, el órgano es un instrumento de aire insuflado, pues está compuesto también por unos tubos de diferentes longitudes a través de los cuales pasa el aire y crea así el sonido.

En tiempos pasados, el aire se suministraba a través de fuelles movidos a mano o gracias a una turbina de agua que se llenaba a mano. En la actualidad, el aire en los órganos se suministra a través de compresores accionados por motores eléctricos.

Los órganos también tienen pedales en su parte inferior y se recomienda que para su aprendizaje se haya estudiado previamente otro instrumento con pedales.

Podemos encontrar órganos en iglesias de todo el mundo, así como en otros edificios donde se representan espectáculos u óperas.

Los teclados

Diferenciando entre pianos, órganos y teclados, ahora toca ocuparnos de estos últimos. Habitualmente, cuando hablamos de teclado nos referimos al instrumento de teclas electrónico.

Los teclados son los pianos digitales actuales. Muchos tienen mucha diversidad en cuanto a efectos y tonos. Suelen ser una opción perfecta para aprender a tocar el piano debido a que son mucho más baratos que los pianos.

Su tamaño suele ser también inferior al de cualquier piano, pues la estructura queda reducida a la parte del teclado. Esto hace que muchas personas opten por adquirir un teclado electrónico para aprender a tocar el piano, pues ocupa muy poco espacio en una habitación.

Muchos teclados tienen la posibilidad de añadirles pedales.

Una peculiaridad de los teclados electrónicos es que pueden reproducir otros sonidos además del clásico sonido de piano. Muchas veces se utilizan teclados electrónicos para la elaboración de melodías completas, asignando sonidos MIDI de batería, guitarra u otros instrumentos a las diferentes teclas para componer una canción.

 

Si todavía tienes dudas sobre los instrumentos de teclas sobre qué piano comprar para aprender o dudas entre  pianos, órganos y teclados, en Master Piano puedes encontrar multitud de información sobre estos instrumentos y su aprendizaje.

Estas son las mejores canciones de Regina Spektor

Si queremos seguir la senda de las teclas, tenemos que buscar ejemplos en artistas que guarden un piano en su ADN. Es importante aprender a tocar el piano escuchando, analizando y conociendo la carrera de referentes que, además de tener una educación académica, aportan su estilo propio a esta vocación. En esta ocasión, te daremos a conocer las mejores canciones de Regina Spektor. Se trata de una cantante y pianista con una voz muy particular y un estilo arrollador. Por eso resulta muy difícil elegir las mejores canciones de Regina Spektor.

Regina Spektor: aspectos biográficos

Regina nació el 18 de febrero de 1980 en Moscú, Unión Soviética. Bajo la influencia de su seno familiar, ya que su padre era violinista y su madre era profesora de música, Regina se sumergió rápidamente en el mundo de la música. De hecho, comenzó con las lecciones de piano que su madre le daba día a día. Su familia emigró a Estados Unidos, cuando Regina tenía nueve años. Poco tiempo después el padre de Regina conoció al violinista Samuel Marder y a su esposa, la pianista Sonia Vargas, con quien Regina tomaría clases.

Se graduó en composición en el conservatorio Purchase College. Si bien su estudio se vio determinado por la composición clásica y el piano como forma, sus influencias la fueron llevando hacia el mundo del Pop y del Jazz.

Rápidamente, Regina logró encontrar su lugar en el mundo de la música. Comenzó su carrera con un primer disco, llamado 11.11 (2001).  A  partir de ese momento no ha dejado de publicar discos. En cada nuevo lanzamiento  se aprecia una evolución en su técnica. Alcanzó la más absoluta exquisitez con Begin to hope (2006) y consolidó su estilo con Remember us to life (2016), grabado con una gran orquesta.

Las mejores canciones de Regina Spektor

A continuación, elegimos las 5 mejores canciones de Regina Spektor. No dejes de escucharlas y te enamorarás e esta compositora única.

Fidelity (Begin to hope, 2006)

Es una canción que habla del amor no correspondido sin caer en la tristeza ni en la amargura. Posee una melancolía dulce y justa, con una melodía precisa y un piano cambiante y siempre en movimiento. Esta ausencia de sentimientos negativos hace que encabece la lista de las mejores canciones de Regina Spektor

Us (Soviet Kitsch, 2014)

Una balada con mucho contenido lírico y una embriagadora melodía de piano. Esta canción fue parte de la banda sonora de la entrañable película “500 días con Summer”.

Samson (Songs, 2002)

Basada en la historia de Sansón y Dalila, es una canción con mucho peso y significados. Bella y directa, con una melodía perfecta, tanto en la voz como en las teclas que la acompañan. Sin duda merece estar entre las mejores canciones de Regina Spektor.

On the Radio (Begin to hope, 2006)

La canción que habla sobre otra canciónNovember Rain de Guns and Roses”, con un piano pegadizo y un coro de esos que traen paz. Es la transposición a la música de un recurso literario muy utilizado en novela o relato.

Chemo Limo (Soviet Kitsch, 2014)

Todo empieza con unas teclas que van y vienen y con una melodía que cuenta una historia y recorre varios sueños. En conclusión, una canción hermosa en todos los aspectos.

Si este artículo ha sido de tu agrado, puedes seguir leyendo todo el contenido sobre piano y sobre otros pianistas de éxito que Master Piano tiene pensado para ti.

 

 

Teclado virtual: tipos y ventajas

El piano es un instrumento muy complejo que requiere de tiempo, técnica y práctica. Llegar a dominar el arte de tocar el piano es un gran desafío para muchos. No es que queramos desanimarte con estas palabras, ni mucho menos. De echo, tocar el piano es un ejercicio muy beneficioso para la salud y la mejora de las capacidades intelectuales. Puedes probar con un teclado virtual para empezar.

¿Teclado virtual o piano?

Si ya te has decidido a aprender a tocar el piano, una de las primeras dudas que te acechará es: ¿qué piano me compro? Un piano de cola es un instrumento bastante caro. Además requiere de un espacio físico importante. Un teclado eléctrico tiene la ventaja de ocupar menos espacio en tu casa. De todos modos, los precios de los teclados eléctricos tampoco son tan económicos. Quizás es mejor aventurarse a comprar uno cuando tengas claro que te gusta y que estás decidido a continuar.

¿Qué nos queda entonces? ¡Los teclados virtuales! Claro que sí. Es una de las mejores maneras de empezar tus prácticas con tan preciado instrumento. Existen aplicaciones para ordenadores y consolas, e incluso para teléfonos móviles. Puede ser que el teléfono no sea la mejor opción para empezar porque la dimensión del aparato entorpece un poco la soltura para tocar las teclas. Prueba desde tu ordenador o consola.

Escoge tu teclado virtual

Y aquí llega la otra duda: ¿Qué teclado virtual debo escoger? La realidad es que en el mercado existen varios candidatos que pueden considerarse razonables. Algunos ejemplos son musictheory.net, o tupiano.es o pianu.com. Es necesario tener en cuenta que algunas de las aplicaciones para piano son un poco limitadas. Cuando no permiten la ejecución de dos sonidos simultáneos o varios sonidos a la vez es mejor descartarlos.

Asimismo cuando el número de teclas es demasiado pequeño (menos de cincuenta o sesenta) debe evitarse el uso de la aplicación, ya que puede dificultar el proceso de aprendizaje. Además de limitarlo en exceso. Hay un par de teclados virtuales que pueden usarse desde cualquier navegador que reúnen una serie de características que los posicionan como los más completos. La plataforma de onlinepianist.com y virtualpiano.net presentan una calidad y eficiencia mejores y notables. Creemos que este 2017 estas son de las mejores aplicaciones que podrás encontrar. De otro lado, también queremos dejar claro que los programas se renuevan constantemente y hay que mantenerse actualizado, año a año, sobre las novedades del mercado en materia de teclados virtuales.

¡Empieza ya!

Una vez tengas tu teclado virtual instalado ya puedes comenzar tus lecciones de piano. Tocar el piano es una arte que requiere paciencia. Pero, en esta vida, todo lo cuesta acaba teniendo una recompensa mucho más satisfactoria que lo que no cuesta. Empieza a tocar el piano tan pronto como puedas y sorprende a tu familia y a tus amigos con tus nuevas habilidades. Cuando hayas comprobado que tocar el piano te gusta puedes dar el paso y pasar al teclado eléctrico o, incluso, comprar tu propio piano de verdad.

¿Qué las aptitudes debe tener un profesor de piano?

¿Has asistido a una clase de piano pero el profesor no te ha gustado? ¿Ha terminado tu clase de piano y no te ha gustado cómo ha ido? No te preocupes. En este post, vamos a hablar de cuáles deberían ser las cualidades ideales que todo profesor de piano debería desarrollar. ¡Presta atención! Aquí, te las presentamos.

Aptitudes de un profesor de piano: ¿en qué consisten?

Si eres profesor de piano, seguramente te has preguntado qué aptitudes debes desarrollar y qué competencias debes fortalecer para que tus clases sean agradables para ti y para tus alumnos.

Por el contrario, si estás pensando en aprender a tocar el piano, seguro que te has preguntado sobre cuáles deben ser las aptitudes que tu profesor de piano debería tener.

Vamos a enumerar las cualidades principales que todo profesor de piano debería tener.

Buena comunicación interpersonal

La comunicación es esencial en toda relación humana y, más aún, si se trata de crear ámbitos de enseñanza favorables para el alcance de un aprendizaje exitoso.

Por este motivo, es fundamental que el profesor pueda crear con éxito un vínculo comunicativo con el alumno para que el aprendizaje sea más fluido y que puedan alcanzarse los objetivos con mayor eficiencia.

Escucha activa

Esta cualidad se relaciona con la anterior. Es importante que el docente se encuentre lo suficientemente capacitado para escuchar las dudas de sus alumnos y poder, así, aclararlas y solucionarlas.

La escucha activa, además, implica la observación del lenguaje verbal y no verbal del alumno, junto con la generación de empatía con el estudiante. Este último elemento implica posicionarse desde la perspectiva del alumno, para poder agilizar la comunicación y solucionar los problemas que pudiesen presentarse.

Alto nivel de conocimientos teóricos y prácticos

Todo profesor de piano debe ser tener un amplio bagaje de conocimientos, tanto teóricos como prácticos sobre todas las temáticas inherentes a la enseñanza del piano.

Para ello, es importante que cuente con las fuentes bibliográficas de formación y de consulta. Asimismo, es aconsejable que realice formaciones constantes.

Óptimo manejo de las técnicas pedagógicas

La pedagogía es importante porque, aunque un profesor de piano posea todos los conocimientos necesarios acerca del piano, si no tiene las herramientas para poder transmitir ese conocimiento, el aprendizaje se verá frustrado.

Pasión por su trabajo

Por último, para que todas las competencias enumeradas previamente se lleven a cabo, es fundamental que el profesor de piano realice cada una de sus tareas con un alto nivel de profesionalidad, pero, por encima de todo, que sienta y ponga en práctica la pasión por el piano y por su enseñanza en cada una de las clases que imparta.

Así que ya sabes cuáles deberían ser las competencias que un buen profesor de piano debería desarrollar. Si este artículo ha sido de tu interés, te invitamos a que sigas leyendo los siguientes artículos de Master Piano:

Clases de piano a niños: ¿cómo hacerlas?

Libros para aprender piano

 

Tips para tocar el piano

Tocar el piano no es cosa fácil. El piano está considerado unos de los instrumentos musicales más difíciles de manejar. Ejercer un pleno dominio sobre el arte de tocar el piano es muy difícil y conlleva años de práctica y estudio. Aún así, aprender a tocar el piano no es una tarea imposible. Te damos unos cuantos trucos muy útiles para llevar a cabo esta práctica tan fascinante.

Recomendaciones para tocar el piano

Aunque puede parecer nimio, sentarse correctamente es de suma importancia para tocar el piano. En un tiempo aprenderás a usar los pedales y deberás sentarte de modo que estés cómodo, y puedas alcanzarlos con facilidad. Tu espalda debe estar recta y tus rodillas formarán un ángulo de 90º. El lugar correcto para sentarse es junto en el centro. Tus manos deberán alcanzar todas las teclas con facilidad y soltura. Debes evitar que la espalda esté tensa, evitando que puedan aparecer contracturas o tirones.

Antes de empezar a tocar el piano puedes hacer unos ejercicios con las manos. Existen muchos estiramientos para que tus dedos no se sobrecarguen y puedan aparecer lesiones. Con el tiempo los dedos se van acostumbrando a estirarse y a repetir los movimientos que requiere tocar el piano. Aún así, nunca está de más seguir ejercitándolos, antes y después de cada sesión. Tal y como se hace con la mayoría de los deportes. Tocar el piano no deja de ser un duro ejercicio para tus manos.

Planea tu práctica antes de tocar el piano

Tocar el piano requiere que constancia y rigurosidad. Te recomendamos que planees tus prácticas previamente. También que lleves una agenda donde puedas anotar los ejercicios que has llevado a cabo. Incluso puedes anotar autoevaluaciones sobre tus logros. Te será muy útil para poder tener un registro de tus progresos y obtener una visión sobre tu evolución.

Si no sabes leer una partitura, te recomendamos que empieces lecciones de solfeo cuánto antes. Para tocar bien el piano, es necesario aprender a leer la música y las partituras. Mientras te encuentras en este proceso puedes empezar practicando los acordes. Empieza por los más simples y después ve ampliando. También puedes ensayar las escalas musicales. Si tienes interés en un tipo de música concreto, busca las escalas propias de dicho estilo ¡y ejercítate! Otra manera muy entretenida y didáctica es aprender a tocar en el piano tus canciones favoritas. Puedes encontrar un montón de partituras en Internet o en tiendas de música. ¡Diviértete aprendiendo!

Agudiza el oído en tu práctica

Para tocar el piano es imprescindible tener buen oído y poder construir las notas en tu mente antes de ejercitarte en tu práctica. Una buena manera de desarrollar tus capacidades auditivas es a través de la escucha de temas o escalas musicales. Puedes escuchar los temas con la partitura enfrente para mejorar tu escucha y poder relacionarla con las notas en el pentagrama. Empieza a tocar el piano siguiendo estos consejos. Y si ya has empezado, tenlos en cuenta. ¡Qué suene la música!

 

 

 

, ,

Clases de piano a niños: ¿cómo hacerlas?

Hoy vamos a conocer en detalle cómo dar clases de piano a niños. También nos informaremos mejor acerca de cómo posibilitar la conexión de los niños con el mundo musical.

¿Qué debes saber para dar clases de piano a niños?

Si nos remontamos a nuestra infancia, todos nosotros podremos recordar que, en algún momento, tuvimos en nuestras manos un instrumento musical. La posibilidad de crear y de escuchar música era una sensación única que queríamos recordar una y otra vez. Porque, para los niños, la posibilidad de estudiar y de aprender a tocar un instrumento musical es motivo de juego y de alegría constante. En este artículo te presentaremos herramientas pedagógicas, junto con los pasos para estar enseñar a tocar el piano a niños con éxito. Así podrán vivir esta experiencia y enriquecer su crecimiento a través de la música.

 

 

Clases de piano a niños: ¿cómo enseñarles?

En primer lugar, tenemos el método tradicional. Se basa en una notación musical determinada y, generalmente, estándar, que se prioriza y enfatiza sobre la lectura musical. Como consecuencia, los niños serán capaces de identificar cada una de las notas musicales.

Por otro lado se encuentra el método conocido como Suzuki. Se basa en el aprendizaje de múltiples instrumentos musicales de forma simultánea. En contraposición con el método descrito anteriormente, este método en particular no se focaliza en el conocimiento de las notas. Más bien motiva a cada uno de los niños a que aprendan imitando a sus profesores o familiares. Les empuja el deseo de aprender música desde el primer contacto con ella, es decir, “amor a primera vista”. Para los seguidores de este método, la música se encuentra en estado natural dentro del individuo y solamente debe desarrollarse desde la práctica en una atmósfera de aprendizaje positiva y beneficiosa. Asimismo, esta metodología se caracteriza por apoyar el trabajo en clase con el que el niño lleva a cabo en su casa. En efecto, los padres deben acompañar a sus hijos durante unos 10 minutos diarios, mientras tocan el instrumento. Además, el equipo de docentes le brindará un conjunto de lecciones, tanto individuales como de grupo. Animarán al niño para que practique en su casa y para que también ensaye con otros niños.

Clases de piano a niños: cómo tener éxito

Para que puedas enseñar a un niño a tocar el piano pon atención a esta serie de pasos que te explicamos.

  • Evalúa el interés, las ganas y el deseo del niño de aprender a tocar el piano. Asimismo, el niño debe poder seguir instrucciones y prestar la suficiente atención durante un período de 15-20 minutos. Es importante mencionar que se recomienda la enseñanza del piano antes de los 5 años de edad, para facilitar el proceso pedagógico.
  • Elige el método que consideres más adecuado para su aprendizaje. Es preferible, en este momento, consultar con un docente especialista en piano para tomar una decisión acertada. Puedes ponerte en contacto con nosotros y hablar con nuestro experto en el método masterpiano.
  • Asignar un conjunto de ejercicios técnicos, con el empleo de escalas y de acordes, en el caso de que se opte por la técnica tradicional de estudio.
  • Focalizar la enseñanza en la importancia de la práctica y de la constancia. En efecto, un niño que tenga menos de 7 años de edad debe poder practicar aproximadamente unos 15-20 minutos diarios.
  • Estar siempre atento a las señales positivas y/o negativas del niño. En el caso de notarlo cansado, es mejor dejar la clase y seguir otro día. Es esencial el aprendizaje absoluto de los principios básicos, sin los cuales no se puede continuar con los conocimientos teóricos y prácticos subsiguientes.
  • Intentar unir la educación musical con el juego. El niño debe sentir que la clase de piano es un momento que espera con ilusión.

En el caso de que desees recibir más información sobre cómo enseñar piano a niños, te invitamos a que visites ¿A qué edad se recomienda aprender a tocar el piano? En éste y muchos otros artículos de Master Piano te ayudamos en tu formación musical.