¡Un piano que toca con el movimiento de las nubes! ¿Será el futuro para ayudarte a aprender a tocar el piano?

un-piano-que-toca-con-el-movimiento-de-las-nubes-sera-el-futuro-para-ayudarte-a-aprender-a-tocar-el-piano

Internet y la tecnología no dejan de sorprendernos con nuevas formas de relacionarnos con el mundo que nos rodea. En esta ocasión, se trata de un proyecto vanguardista sobre música en sentido conceptual que no deja a nadie indiferente: un piano que toca según el movimiento de las nubes.
El experimento se llama Cloud Piano y es obra de David Bowen, artista experto en cinética y robótica cuya obra se enmarca en una disciplina conocida como physical computing. Cloud Piano traduce el movimiento de las nubes convirtiéndolo en música de piano. Para hacerlo funcionar el artista utiliza una cámara de vídeo apuntando hacia el cielo que captura el movimiento de las nubes. El vídeo transmite en tiempo real las imágenes a un ordenador conectado a un piano y bajo cuyas órdenes se tocan las notas correspondientes a cada movimiento. David Bowen explica que el sonido se genera a partir de patrones únicos de las notas creadas por las formas de las nubes.

DE DÓNDE SURGIÓ EL PROYECTO CLOUD PIANO

Esta pieza musical fue encargada al artista por la galería L’assaut de la Menuiserie, en Saint-Étienne (Francia) para ser exhibida en sus instalaciones. La galería es lugar de encuentro para artistas de vanguardia. Desde 1995 se dedica a la creación contemporánea en todas sus formas, apoyando a artistas nacionales e internacionales en la realización de proyectos inéditos.
No es la primera vez que Bowen realiza este tipo de experimentos robotizados. Entre los más aclamados podemos citar Fly Tweet, para el cual introdujo un grupo de moscas comunes en una esfera transparente con un teclado en su interior. Cuando las moscas se posaban sobre las teclas enviaban mensajes a Twitter con sus patas.
Los mecanismos robóticos que utiliza el artista interactúan con la naturaleza en sus distintas formas: buscando datos tridimensionales en la superficie de un lago para trasladarlos a una escultura en movimiento, utilizando hojas secas de árboles para recoger el viento y hacer dibujos a carboncillo…
Otra de sus piezas escultóricas interactivas también enviaba tweets, esta vez con el movimiento de las nubes, tal y como ha hecho con Cloud Piano. En aquella ocasión utilizó un software específico que capturaba en vídeo el movimiento de las nubes en tiempo real y que activaba las teclas de un ordenador. Cuando se alcanzaban los 140 que admite Twitter, el mensaje era enviado de forma automática.

 

¿PODRÁ SER CLOUD PIANO UN AVANCE DE NUEVOS SISTEMAS PARA APRENDER PIANO?

Aunque estas creaciones pueden ser poco comprendidas por el común de los mortales, no dejan de ser sorprendentes y singulares. Lo que nos queda a los neófitos en arte de vanguardia es pensar cómo puede ayudarnos la robótica para aprender a tocar el piano. De momento, la tecnología ya nos ayuda con las clases de piano online, algo impensable hasta hace muy poco tiempo. ¿Quién se podía imaginar a finales del siglo XX que sería posible seguir un curso de piano online?

 

Quieres visitar la página web oficial sobre el Cloud Piano y ver un vídeo sobre como funciona? Lo puedes hacer aquí.

 

Si te ha gustado este artículo, seguro que también te interesarà…

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *