,

El órgano Hammond

Los pianos, órganos y teclados tienen características concretas en su mecanismo y su fabricación que los diferencian unos de otros. Sobre esto hemos hablado en este artículo. El órgano Hammond es un instrumento compuesto por un teclado basado en los principios del electromagnetismo, lo que le da un sonido característico.

El órgano es un instrumento musical armónico. Está compuesto por un teclado como el resto de instrumentos de su familia. El órgano Hammond tiene un sonido peculiar, que lo ha convertido en un instrumento destacado entre músicos de jazz o rock.

Historia del órgano Hammond

El órgano Hammond fue creado por Laurens Hammond, ingeniero e inventor estadounidense nacido a finales del siglo XIX.

Laurens Hammond no solo se dedicó a la invención y desarrollo de instrumentos musicales. También es responsable de la invención de dispositivos para el cambio automático de los coches entre otros mecanismos.

El órgano Hammond comenzó a fabricarse en 1935 aunque su momento de mayor éxito fue en las décadas de dlos 60 y 70. Esto hizo que se emplease sobre todo para la composición de rock y jazz sobre todo, aunque también se empleó para soul o góspel.

Tres décadas después de su mejor momento, la empresa japonesa Suzuki compró el nombre de Hammond. Desde 1991 la empresa ha estado fabricando recreaciones de los modelos originales utilizando sonidos muestreados.

Actualmente el coste de estos teclados es elevado y pueden encontrarse sobre todo de segunda mano o en EEUU y Alemania.

Características del órgano Hammond

El órgano Hammond suele venir presentado en un mueble de madera, casi siempre con cuatro patas, aunque a veces se trata de un mueble compacto.

Se compone de un sistema de 25 o 32 pedales, según el modelo, para los sonidos del bajo.

En la parte superior, el órgano Hammond tiene dos teclados diferenciados. Estos teclados tienen cinco octavas. Justo sobre los teclados hay varias barras deslizantes que permiten añadir armonías diferentes al sonido de cada nota.

Los modelos más actuales tienen un altavoz separado del cuerpo que solo emite los sonidos de los tiradores. El sistema de amplificación que utilizan fue llamado Leslie, pero en los primeros modelos de órgano Hammond no estaba presente, entre otras razones porque ambas empresas eran competencia. Además, Laurens Hammond nunca estuvo de acuerdo con la utilización de este tipo de altavoz para el órgano.

Muchos pianistas comenzaron a usar el órgano Hammond en los 60 y 70 y desde entonces muchos músicos de bandas de rock o jazz lo han incorporado a su música. Algunos de los pianistas más destacados han sido: Jon Lord, de Deep Purple; Paul McCartney y John Lennon, John Paul Jones de Led Zeppelin, Don Airey de Deep Purpple y Rainbow; Tony Banks, de Génesis, o Kenneth Gaspar de Pearl Jam.

Si quieres leer algo más sobre los tipos de instrumentos de teclas según sus características puedes leer este artículo: Pianos, órganos y teclados: diferencias y similitudes.

También puedes leer este otro artículo sobre los tipos de pianos diferenciados, o este otro en el que hablamos del clavicordio.

Si estás interesado en aprender a tocar el piano sin solfeo puedes obtener más información en nuestra página web.

,

Grandes pianistas: Norah Jones

El amplio mundo del piano nos lleva a conocer entre sus teclas una gran cantidad de voces y melodías, llenando nuestros oídos de música de primer nivel. En este caso, vamos a deleitarnos con una de esas voces. Estamos hablando de Norah Jones, la gran cantante y compositora estadounidense.

Norah Jones: aspectos biográficos

Su verdadero nombre es Geethali Norah Shankar Jones y es la hija del mítico músico Ravi Shankar y de la productora Sue Jones. Nacida en Estados Unidos, vivió su infancia en New York y a sus 4 años de edad, se mudó con su madre a Grapevine, donde vivió hasta pasada su adolescencia.

Si bien ya vivía bajo un entorno musical pleno, Norah comenzó a estudiar canto y música. Integró el coro góspel de una iglesia e incluso tocó jazz en un local de comida italiana.

Estudió en el Booker T. Washington High School for the Performing and Visual Arts de Dallas, donde ganó varios premios por sus interpretaciones y composiciones. Más tarde, estudiaría en la Universidad de North Texas, donde encontraría su amor por el piano Jazz, estilo en el cual se especializaría. Con 20 años decidió volver a New York, donde se encontró con varios músicos y comenzó a frecuentar salones de jazz en los que comenzó a tocar usualmente. Al conocer este mundo, Norah abandonó sus estudios. Empezó a componer canciones y también se posicionó como cantante habitual de The living room, un club nocturno donde tocaron muchos artistas en sus primeras incursiones. Y fue allí donde fue descubierta por un productor. Enseguida pasó a formar parte del sello musical Blue Note, prestigioso sello especializado en Jazz. Este fue el inicio de una carrera con muchos triunfos musicales.

Norah Jones: su música

 Norah ha sido nueve veces ganadora de los premios Grammys y ha vendido una gran cantidad de discos en todo el mundo. Poseedora de un estilo concreto, suave, melancólico y con una sutileza capaz de mezclar el jazz, el soul, el blues, el country y, hasta en algunos pasajes, logra balancearse con el pop. Hasta el momento, tiene seis discos de estudio, una recopilación de éxitos y varias grabaciones en vivo. Ha colaborado con grandes músicos con diferentes estilos, desde Jack White hasta Foo Fighters, pasando por Dolly Parton o la banda Belle and Sebastian. También, ha incurrido en el cine, siendo protagonista junto a Jude Law de la película “My Blueberry nights” del aclamado director hongkonés Wong Kar-Wai.

Norah Jones es definitivamente una de las artistas más icónicas que posee el mundo de las teclas en la actualidad. Su voz suave atada a sus cautivadoras y dulces composiciones, logran crear un clima perfecto, que mezcla nostalgia con seducción, un mix que hace que el piano se sienta cómodo en sus manos.

Si este artículo ha sido de tu agrado, puedes seguir leyendo todo el contenido sobre piano y sobre otros pianistas reconocidos que Master Piano tiene pensado para ti:

Grandes artistas: Fiona Apple


Grandes pianistas: Billy Joel 

 

 

 

Piano jazz: ¿en qué consiste?

El piano nos sumerge en un mundo musical lleno de diferentes estilos, técnicas, melodías e intérpretes. Justamente, hablando de técnicas, en este artículo te acercaremos un poco más al mundo del piano jazz.

Piano jazz: características principales

El piano jazz es un grupo de técnicas usadas por los pianistas que interpretan jazz. Puede decirse que el piano es uno de los elementos fundamentales en el jazz y que viene acompañando a ese género musical desde sus inicios, tanto como instrumento interpretado en solitario o como parte de un grupo.

Debido a que el piano es capaz de lograr la combinación entre la armonía y las melodías, este instrumento se consolida como uno de los más importantes para el jazz.

Piano jazz: historia

Se requirieron alrededor de 100 años para que se lograra establecer un gran cambio en la música clásica. Algo que no sucedió solo con el piano jazz, ya que enseguida logró ramificarse en diversos estilos en solo unos pocos años.

Pero ¿cómo podemos diferenciar la música clásica de la música del piano jazz?  Bien, la música jazz tiene elementos de ritmo oscilantes, se utiliza mucho la improvisación y algunas notas del blues. Esto comenzó a gestarse con el origen del ragtime. El ragtime comenzó a fines del siglo XIX y se caracterizaba por un estilo sincopado, fácil de bailar. Por ello, puede considerarse como la base del piano jazz.

Dentro de este contexto, se puede mencionar la importancia de Scott Joplin, quien compuso «Maple Leaf Rag, una hermosa pieza que aún no llegaba a ser jazz, ya que no tenía algunos elementos esenciales como la improvisación, pero se aproximaba mucho a este género musical.

Luego, llegaría “Jelly Roll” Morton, un brillante pianista estadounidense que mezcló estilos de blues y ragtime, una fusión que tal vez representó los orígenes de la música jazz. Gracias a su contribución, el jazz liberó al ragtime de sus limitaciones, aunque aún seguía sin demostrar improvisación alguna. El primer pianista de jazz en incluir la improvisación fue Earl Hines, también estadounidense, quien encontró ese balance que el piano jazz necesitaba.

Posteriormente, la historia siguió y el piano jazz prosiguió con su evolución a través de pianistas como: Thomas «Fats» Waller, James P. Johnson, Art Tatum, Teddy Wilson, Mary Lou Williams, Thelonious Monk, Bud Powell, Bill Evans, Herbie Hancock o Keith Jarrett. Todos estos nombres y muchos más formaron parte de todo un proceso evolutivo de este estilo. En efecto, se generaron diversas técnicas para tocar y utilizar el piano y así, se compusieron grandes piezas, las cuales también podrían dejar lugar a la experimentación y la improvisación, factores fundamentales en el piano jazz.

Por último, vale destacar que la fuerza del piano jazz reside en la creatividad de su intérprete, ya que a pesar de tocar una pieza clásica de jazz a la perfección, si no incluye elementos inherentes al proceso creativo, cambiando los tiempos o el tono, no logrará darle ese matiz que se necesita para llegar a la fuerza que el piano jazz propone.
Si este artículo ha sido de tu agrado, puedes seguir leyendo todo el contenido sobre piano que Master Piano tiene pensado para ti. Te recomendamos los siguientes artículos:

 ¿Qué es el Piano Rock?

El piano en el cine: una aproximación conceptual